IM toma propuesta de Edil Diego Rodriguez y flexibiliza exigencia a diabéticos

El edil nacionalista Diego Rodríguez Salomón propuso a la administración municipal que exista una consideración especial para las personas insulinodependientes que tramitan la libreta de conducir, a quienes por su condición se les obliga a renovarla en muchos casos cada un año, con los costos económicos que esto implica.

Al concurrir la semana pasada a la Junta Departamental, la directora de Tránsito de la IMM, Mariela Baute, dijo que existe un cronograma para implantar junto al resto de las intendencias el permiso nacional de conducir a partir de noviembre.

“En este momento la reglamentación está a estudio de la Asesoría Jurídica. Eso va a hacer que reveamos varios precios de la licencia de conducir. De alguna manera, la idea es prorratear el precio total según la cantidad de años por la que se otorgue la libreta”, precisó.

El Digesto Municipal establece plazos de vigencia de las libretas de conducir en forma diferenciada para conductores insulinodependientes, que varían entre un año, en caso de las profesionales, a 10 años en caso de aspirante amateur.

En cada caso se debe abonar costos de renovación, sin tomar en cuenta el período de vigencia.

Fuente: El País